Consejo Superior de España
Noviembre 2017
Comunicado SSVP con motivo de la I Jornada Mundial de los Pobres

La SSVP se une a la convocatoria y celebración de esta Jornada que, a iniciativa del Papa Francisco y bajo el lema “no amemos de palabra sino con obras”, se realiza el domingo 19 de noviembre en favor del “amor hacia los últimos y los más necesitados”, misión que es compartida por nuestra Institución en todo el mundo.


CARTA CIRCULAR A LOS PRESIDENTES DE LOS CONSEJOS DE ZONA Y CONFERENCIAS SIN CONSEJO

I JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES

Estimados Presidentes y Consocios:

Este domingo día 19 el Papa Francisco ha convocado la I Jornada Mundial de los Pobres, nos dice que, “Es mi deseo que las comunidades cristianas, en la Jornada Mundial de los Pobres, se comprometan a organizar diversos momentos de encuentro y de amistad, de solidaridad y de ayuda concreta

No amemos de palabra sino con obras

Estas palabras del Apóstol Juan, como dice nuestra Santidad, “expresan un imperativo que ningún cristiano puede ignorar”. La mayoría de las veces se nos llena la boca de ayudas, de palabras vacías que no llevan a ningún sitio, mientras nuestros hechos van en sentido contrario. El amor unívoco que el Hijo de Dios nos dio, no puede quedar sin respuesta. La mentalidad mundana que hoy nos contamina, es una de las luchas que tenemos que ganar para que la sencillez, la humildad y la caridad estén al servicio de nuestros hermanos pobres, a los que nos debemos en cuerpo y alma.

Los pobres son los bienaventurados, los herederos del Reino de los cielos, el servicio a los pobres es la impronta esencial, el primer signo de la comunidad cristiana y la base sobre la que se soporta toda nuestra actividad. Ha habido ocasiones en las que este llamamiento de ayuda a los más necesitados no se ha producido y es nuestro deber redoblar los esfuerzos para que esta llamada siempre sea correspondida. Debemos tender la mano a los pobres, acogerlos, llenar su soledad, cubrir su necesidad de amor, en definitiva, caminar con ellos.

El lujo, el consumismo, el derroche, el dinero, impiden que, en nuestro día a día, veamos las necesidades más acuciantes de los que nos rodean, limitan nuestra visión. El pobre, el que sufre, el que está ahí, sin que nos demos cuenta, es el otro lujo, el otro dinero. En nuestra sociedad desarrollada es más complicado identificar la pobreza, porque todo lo que nos rodea, incluido nuestro propio egoísmo, nos impide ver las necesidades de los demás. La riqueza descarada de unos pocos privilegiados, nos escandaliza y pone en evidencia las, cada vez más grandes diferencias entre los poderosos y los pobres. Estas diferencias que generan la pobreza de nuestros días, tienen cara, tienen cuerpo, tienen alma y es nuestro deber cristiano intentar disminuirlas.

Nuestra regla en el punto 1.2 dice, “la vocación de los miembros de la Sociedad, llamados consocios Vicentinos, es seguir a Cristo, a través del servicio a los que lo necesitan, y de esta forma ser testigos de Su amor compasivo y liberador. Los consocios realizan su entrega mediante un encuentro de persona a persona. El Vicentino sirve en esperanza”

El día 19 de este mes, se celebran las I Jornadas Mundiales de los Pobres, invitemos a los pobres a que participen con nosotros, cedámosles en nuestras mesas un puesto destacado, démosles la mano, y caminemos juntos. Que nuestra conciencia haga un llamamiento a nuestro interior, y como dice nuestro Santo Padre, “veamos a los pobres no como un problema, sino como un recurso para acoger y vivir la esencia del Evangelio” Establezcamos, por tanto, como uno de nuestros objetivos de vida, la eliminación de la pobreza de la faz de la tierra.

Roberto Sánchez
Secretario Técnico





Sociedad de San Vicente de Paúl
Consejo Superior de España
C/ San Pedro, 3 - 28014 Madrid
Telf.: 91 369 79 90
ssvp@ssvp.es




Formato .pdf